Ha llegado el momento de desconectar de tanta conexión. Empezamos a saturarnos y a ver como nuestra intimidad queda interrumpida por la nueva comunicación.

Soy muy partidaria de las redes sociales y de las aplicaciones de mensajería instantánea. ¡Incluso este es mi trabajo! Pero creo que tenemos que cambiar nuestra actitud y dependencia hacía las nuevas vias de comunicación.

Si estás leyendo esto en un espacio publico, solo tienes que levantar la cabeza y comprobarlo. Estoy segura que la mayoría de los que te rodean están mirando su smartphone o tablet. ¿Qué pasa con las relaciones humanas? En la noche de Fin de Año y a las 00.00h seguro que estubimos más pendientes de felicitar a los que no tenemos al lado que de abrazar a la gente con la que hemos decidido cambiar de año. ¿Por qué no sentimos lo que tenemos al lado? Y ojo, digo todo esto como una autrocrítica, porqué, aunque espero cambiarlo pronto, yo soy como la mayoría.

Dicen que el estrés es el mal del sigle XXI y yo añado que las redes sociales y el whattsapp son su gran aliado. Una ya no puede comer tranquila sin que suene el teléfono, ni ver una película sin que te envíen un whattsapp o salir a pasear sin que suene un mensaje de Facebook. Nuestras vidas se interrumpen constantemente, a cualquier hora y en cualquier lugar y, lo peor de todo, es que no siempre nos interrumpe la gente que queremos. Y casi siempre se nos exige una respuesta inmediata.

¿Podremos cambiar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s